Sonriamos

El abogado defensor está haciendo sus alegaciones finales ante el jurado.

– …Y para demostrar la inocencia de mi cliente voy a aportar la prueba definitiva. Cuando cuente tres el asesino entrará por la puerta de esta sala.

El jurado se pone a mirar por la puerta mientras el abogado cuenta hasta tres. Nadie entra por la puerta y el abogado continua…

– …No, no ha entrado. Pero todos ustedes han mirado por la puerta lo que significa que tienen una duda razonable. Y teniendo una duda razonable no pueden condenar a mi representado.

El jurado se retira para deliberar y regresa inmediatamente con un veredicto de culpabilidad.

A la salida el abogado defensor se pone a hablar con el presidente del jurado.

– No entiendo como pudieron alcanzar un veredicto de culpabilidad. ¡Todos miraron a la puerta!.

Y el presidente del jurado contesta.

– Si pero yo mire por el rabillo del ojo a su defendido…

Y él no miraba a la puerta.

Deja un comentario

Archivado bajo Humor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s